Ir al contenido principal

Un día a la vez


Segundo día. Lo intento todo de nuevo, despertar cuerda, preparar el lunch, llegar temprano, hacer ejercicio, poner el café, almorzar...  seguir cuerda, hasta que caiga la noche para volver a empezar. 


Entradas populares de este blog

Reinventarse

Será esta la cuarta o quinta vez... me pierdo en el mundo y no soy yo, no me encuentro en ninguno de mis sitios favoritos.... ando por la calle y todo me parece que ya lo he vivido, que soy como la luz de esas estrellas lejanas que contemplamos apenas anoche...
¿Cuál es el propósito si todo ha pasado? El placer de hacerlo: amar, caerse, sonreír, ser libre, respirar.... pero sobre todo escribir, llenar los espacios blancos porque son la luz de la estrella que somos.
Esta soy yo.